Por favor espere mientras carga su Bulletin

Panorama DosierTuberculosis bovina: distribución mundial y aplicación de medidas de prevención y control según los datos de WAHIS

Dosier Publicado en 2019-04-30 18:52:26

Tuberculosis bovina: distribución mundial y aplicación de medidas de prevención y control según los datos de WAHIS

Autores

Kiyokazu Murai(1)*, Paolo Tizzani(2), Lina Awada(2), Lina Mur(2), Neo J. Mapitse(3) & Paula Caceres(4)

(1) Chargé de mission, Departamento de Información y análisis de la sanidad animal mundial, Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).
(2) Veterinario/a epidemiólogo/a, Departamento de Información y análisis de la sanidad animal mundial, Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).
(3) Jefe del Departamento de Estatus, Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).
(4) Jefa del Departamento de Información y análisis de la sanidad animal mundial, Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

* Autor para la correspondencia: k.murai@oie.int

Tamaño de fuente - A A A +

Entre enero de 2017 y junio de 2018, el 44% de los países notificaron casos de tuberculosis bovina por conducto del Sistema mundial de información sanitaria de la OIE (WAHIS). Sólo una cuarta parte de los países afectados estaban aplicando todas las medidas de control pertinentes. La mejora de la vigilancia y la presentación de informes precisos por parte de los Servicios Veterinarios nacionales contribuyen a la prevención y el control de la tuberculosis bovina en la fuente animal.

Entre enero de 2017 y junio de 2018, 82 (el 44%) de los 188 países y territorios que notificaron a la OIE su situación respecto a la tuberculosis bovina se habían visto afectados, lo que demuestra la extendida distribución de la enfermedad (Fig. 1).

Fig 1  – mapa
Fig. 1 – Distribución mundial de la tuberculosis bovina en 2017 y el primer semestre del 2018

De los 82 países afectados, 29 países (el 35,4%) notificaron la presencia de la infección tanto en el ganado como en la fauna silvestre. Dos países (el 2,4%) informaron que sólo habían observado casos de tuberculosis bovina en la fauna silvestre, mientras que 51 países (el 62,2%) indicaron que la enfermedad sólo había afectado al ganado. Además, 66 (el 80,5%) de los 82 países afectados proporcionaron datos cuantitativos sobre los brotes a través de la interfaz WAHIS, lo que demuestra que la transmisión de información sobre la situación mundial de esta enfermedad es relativamente buena. La persistencia de la infección en los animales silvestres plantea un reto para el control de la enfermedad en algunos países [1] debido a los efectos potencialmente significativos de estos animales como reservorios y hospedadores secundarios..

¿Qué estamos haciendo para luchar contra la tuberculosis bovina?

La aplicación de medidas pertinentes es crucial para prevenir y controlar la tuberculosis bovina en su fuente animal y evitar así su transmisión entre animales y a los seres humanos.

© OIE

Un análisis de la aplicación de las medidas de prevención y control de la tuberculosis bovina por país, utilizando los datos disponibles en la interfaz WAHIS, demostró que el 23% de los países afectados habían puesto en práctica todas las medidas de control pertinentes, a saber: la vigilancia activa, el sacrificio sanitario total o parcial y el control de los desplazamientos de los animales. La mayoría (el 62%) de los países afectados había aplicado algunas de las medidas pertinentes. Sin embargo, el 3% no había aplicado ninguna de estas medidas, y, por tanto, en tales países se requieren mayores esfuerzos para controlar la enfermedad.

Entre los países que notificaron la ausencia de la enfermedad, la mayoría (el 82%) registró la aplicación de por lo menos una de las medidas de prevención pertinentes, a saber, la vigilancia o el control fronterizo.

Los datos mencionados demuestran que existe un alto nivel de vigilancia de la tuberculosis bovina en los países afectados y no afectados. Como se indica en la Hoja de ruta contra la tuberculosis zoonótica [2], la recopilación y la transmisión de datos más exhaustivos y más precisos se consideran áreas prioritarias para lograr el control de la tuberculosis zoonótica causada por Mycobacterium bovis. Por tal razón, se alienta a los países a que mantengan y sigan mejorando su nivel de vigilancia de la tuberculosis bovina y sus notificaciones al respecto.

http://dx.doi.org/10.20506/bull.2019.1.2912

Referencias

  1. Palmer M.V. (2013). – Mycobacterium bovis: characteristics of wildlife reservoir hosts. Transbound. Emerg. Dis., 60 (Suppl. 1), S1–13. https://doi.org/10.1111/tbed.12115.
  2. Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) & Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) (2017). – Hoja de ruta contra la tuberculosis zoonótica.

Información relacionada al artículo

  • Fortalecer los servicios de sanidad animal mediante asociaciones público-privadas

    Un enfoque de desarrollo sostenible basado en un uso inteligente de los recursos…
  • Involucrar a las partes para garantizar los impactos de las asociaciones público-privadas

    Método de la OIE y el CIRAD para la evaluación participativa de las asociaciones público-privadas en el ámbito veterinario…
  • Una respuesta voluntaria del Reino Unido frente a la resistencia a los antimicrobianos

    El consumo global de antibióticos en el Reino Unido es uno de los más bajos de la Unión Europea…