Por favor espere mientras carga su Bulletin

Panorama DosierContribución del PRAPS a la mejora de la sanidad animal en la ganadería pastoral

Dosier Publicado en 2019-01-23 19:39:02

Contribución del PRAPS a la mejora de la sanidad animal en la ganadería pastoral

Autores

Cyrus Nersy (1)* & Oumar Alfaroukh Idriss (2)

(1) Asistente técnico, componente regional «sanidad animal» del PRAPS, Representación Regional para África, Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)
(2) Coordinador, componente regional «sanidad animal» del PRAPS, Representación Regional para África, Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)

* Autor para la correspondencia: c.nersy@oie.int

Tamaño de fuente - A A A +

Las comunidades pastorales aún logran beneficiarse de vastos espacios prácticamente desiertos y muy poco propicios al desarrollo de la agricultura gracias a su gestión particular del espacio y el tiempo —basada en la movilidad y heredada de conocimientos ancestrales—, que constituye tanto una estrategia de gestión de riesgos como un medio para optimizar la utilización de los recursos forrajeros disponibles temporalmente en función de las estaciones.

De esta forma, valorizan un potencial económico y preservan un sistema ecológico único. Sin embargo, a pesar de su importancia económica y social, la ganadería pastoral y las personas que se dedican a esta actividad —es decir, los pastores nómadas o seminómadas— muy a menudo siguen siendo ignorados socialmente, marginados institucionalmente y, en consecuencia, desatendidos políticamente.

En este contexto se creó el Proyecto Regional de Apoyo al Pastoralismo en el Sahel (PRAPS), que cuenta con un presupuesto total de 248 millones USD y que es considerado como una de las consecuencias directas de la Declaración de Nouakchott, aprobada en octubre de 2013 por los jefes de Estado de los países sahelosaharianos y agentes regionales e internacionales. Este proyecto concierne seis países del Sahel: Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania, Níger y Senegal.

El proyecto PRAPS se ajusta plenamente a los objetivos estratégicos de la OIE

A fin de abarcar todas las problemáticas relacionadas con la protección y la valorización del pastoralismo, el PRAPS se estructuró en cinco componentes, uno de los cuales tiene por objeto la mejora de la sanidad animal, que se encuentra entre las prioridades básicas de las poblaciones afectadas. El proyecto se lleva a cabo a nivel nacional y es coordinado a nivel regional por el Comité Permanente Interestatal de Lucha contra la Sequía en el Sahel (CILSS).

El componente número 1, relativo a la mejora de la sanidad animal, representa alrededor del 20% del presupuesto total del proyecto. Este tiene la particularidad de que su programa se estableció sobre la base de los resultados y las recomendaciones del proceso de evaluación del desempeño de los Servicios Veterinarios (PVS, análisis de brechas) dirigido por los expertos de la OIE en cada uno de los países que participan en el proyecto desde hace unos diez años. Estas misiones pusieron de manifiesto un gran número de deficiencias y de limitaciones cuya consecuencia más grave es la persistencia, o incluso la propagación, de la mayoría de las principales enfermedades animales (peste de pequeños rumiantes, perineumonía contagiosa bovina, rabia, fiebre aftosa, etc.).

Para ajustarse a las necesidades detectadas durante el proceso de evaluación, las actividades en materia de sanidad animal llevadas a cabo a nivel nacional se articulan en dos vertientes:

  • la mejora de las infraestructuras y el fortalecimiento de las capacidades de los Servicios Veterinarios nacionales
  • el apoyo a la vigilancia y al control armonizado de dos enfermedades prioritarias, a saber, la peste de pequeños rumiantes y la perineumonía contagiosa bovina.

La OIE asumió la coordinación de las actividades del componente «mejora de la sanidad animal» a nivel regional por conducto del Centro Regional de Sanidad Animal de Bamako, en el marco de un acuerdo de colaboración firmado entre el CILSS y la OIE el 23 de octubre de 2015 para formalizar esta delegación de gestión del proyecto.

A través del control y la erradicación de enfermedades animales como la peste de pequeños rumiantes y la perineumonía contagiosa bovina, y del apoyo que presta a las comunidades pastorales —agentes fundamentales de la ganadería— el proyecto PRAPS se ajusta plenamente a los objetivos estratégicos de la OIE.

http://dx.doi.org/10.20506/bull.2018.2.2867

Información relacionada al artículo

  • Fortalecer los servicios de sanidad animal mediante asociaciones público-privadas

    Un enfoque de desarrollo sostenible basado en un uso inteligente de los recursos…
  • Involucrar a las partes para garantizar los impactos de las asociaciones público-privadas

    Método de la OIE y el CIRAD para la evaluación participativa de las asociaciones público-privadas en el ámbito veterinario…
  • Una respuesta voluntaria del Reino Unido frente a la resistencia a los antimicrobianos

    El consumo global de antibióticos en el Reino Unido es uno de los más bajos de la Unión Europea…