Por favor espere mientras carga su Bulletin

Panorama EditorialApoyar las decisiones de inversión en favor de la sanidad animal

Editorial Publicado en 2021-08-16 11:23:31

Apoyar las decisiones de inversión en favor de la sanidad animal

Tamaño de fuente - A A A +

Dado que vivimos en un mundo interconectado, la importancia de los datos y la mejora de los conjuntos de datos son primordiales para la elaboración de políticas con base empírica en los planos nacional e internacional. El programa GBADs («El impacto global de las enfermedades animales») será un elemento esencial de una transformación digital más amplia a nivel de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y se complementará con otros conjuntos de datos y esferas de trabajo de la OIE, como la Plataforma de Formación, el Observatorio y el Proceso PVS.

El Proceso PVS es un programa emblemático de la OIE destinado a evaluar las capacidades de los servicios veterinarios para llevar a cabo sus misiones. El Proceso PVS es un proceso gradual: tras una evaluación de las fortalezas y las debilidades de los servicios veterinarios, la siguiente etapa tiene por objetivo evaluar los recursos que se necesitan para subsanar las deficiencias. Para ello es necesaria una etapa crítica de establecimiento de prioridades que depende de la capacidad para entender las repercusiones de una enfermedad en la economía del país, así como en el bienestar de los animales y de los seres humanos y en el medioambiente.

De lo anterior se desprende que los conocimientos exclusivamente veterinarios no son suficientes y que es importante tener en cuenta los datos socioeconómicos a fin de poder alcanzar con eficiencia varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Para todos es evidente que la sanidad animal y la salud pública están vinculadas y que son cruciales para lograr un planeta sano y sostenible. Por tanto, los vínculos que el programa GBADs está estableciendo con los estudios sobre la carga de las enfermedades humanas llevados a cabo por la Organización Mundial de la Salud y el proyecto GBD («Carga mundial de morbilidad») son de gran interés si se tiene en cuenta que los alimentos de origen animal cumplen una función esencial en la nutrición humana y que muchas enfermedades animales son transmisibles a los seres humanos.

La OIE desempeña un papel importante en la creación de las estructuras institucionales que sustentarán el programa. Esta labor comenzó con la Resolución n.º 35 adoptada en 2016, en la que se encomendó a la Organización desarrollar y probar «una metodología para determinar la carga mundial de las enfermedades animales a fin de corregir las deficiencias en las informaciones económicas sobre el impacto nacional y mundial de las enfermedades animales».

A continuación, en 2018, la firma de una carta de intenciones oficial entre la Universidad de Liverpool y la OIE permitió la creación de una asociación que condujo a la puesta en marcha del proyecto y a su posterior ampliación gracias a la generosa financiación de la Fundación Bill & Melinda Gates y del Reino Unido (Ministerio de Relaciones Exteriores, del Commonwealth y de Desarrollo). Desde entonces, ocho nuevos asociados académicos e institucionales que participan activamente en el programa GBADs han formalizado su colaboración. Los conocimientos especializados generados por el programa se compartirán mediante el establecimiento de Centros Colaboradores Regionales de la OIE sobre los aspectos económicos de la sanidad animal, la creación de un paquete de competencias en el marco de formación de la OIE y, finalmente, la inclusión de un nuevo capítulo en los Códigos de la OIE (Código Sanitario para los Animales Terrestres y Código Sanitario para los Animales Acuáticos).

Por último, me gustaría expresar mi agradecimiento a todos los autores que han contribuido a esta amplia y variada edición, en la que se exploran la visión, los métodos y las repercusiones de este ambicioso programa. Para ser francos, muchos de nosotros hemos estado esperando este programa desde hace mucho tiempo porque estábamos deseando aprovechar los conocimientos especializados que generará. Por tanto, nos conviene esforzarnos para asegurar su éxito.

Monique Éloit
Directora General
Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)

 

https://doi.org/10.20506/bull.2021.1.3250

Información relacionada al artículo