Por favor espere mientras carga su Bulletin

Panorama EditorialAsociaciones público-privadas: una estrategia acertada para mejorar de manera sostenible los Servicios Veterinarios nacionales

Editorial Publicado en 2020-01-02 10:32:38

Asociaciones público-privadas: una estrategia acertada para mejorar de manera sostenible los Servicios Veterinarios nacionales

Tamaño de fuente - A A A +

En la actualidad se reconoce ampliamente que la colaboración intersectorial es un componente clave del éxito de las estrategias de sanidad animal, y las asociaciones entre los sectores público y privado son un ejemplo de ello. Ahora bien, ¿por qué dichas asociaciones público-privadas son tan importantes en los ámbitos de la ganadería y de la lucha contra las enfermedades animales?

Como introducción a este número de Panorama, dedicado a las asociaciones público-privadas, cabe recordar que la asociación es una colaboración estrecha entre dos partes que no pertenecen al mismo sector pero que tienen intereses comunes. Ello implica el establecimiento de una alianza activa entre las diferentes partes interesadas, que, al tiempo que mantienen su autonomía, aceptan mancomunar sus recursos para alcanzar un objetivo común. Cada una conserva sus misiones, pero comparte las responsabilidades.

En el caso específico de la asociación público-privada, también es necesario encontrar un equilibrio entre los intereses públicos y privados: la defensa del interés general, que es el motor de la labor pública, debe conciliarse con la preservación de los intereses comerciales privados, que son el motor de la economía.

En el ámbito que nos ocupa, los objetivos de los programas de lucha contra las enfermedades animales que reúnen a los sectores público y privado pueden resumirse en torno a tres ejes:

  • un objetivo económico, que consiste en limitar las pérdidas de producción y asegurar ingresos decentes para los productores y beneficios para las empresas vinculadas al sector;
  • un objetivo sanitario, a saber, evitar la transmisión de enfermedades, en particular a los seres humanos, y producir alimentos sanos y de calidad;
  • un objetivo comercial, que implica la reducción de las barreras sanitarias.

Para lograr estos objetivos es necesario poner en marcha programas de lucha coherentes en todo el territorio nacional con los recursos humanos y financieros adecuados. Ahora bien, más allá de la teoría, cabe preguntarse:

¿Es posible concebir programas de profilaxis que no se elaboren en colaboración con las organizaciones profesionales? La respuesta es no. Las campañas de vacunación no pueden organizarse sin la ayuda de las organizaciones profesionales. Las medidas de detección sistemática y de sacrificio gozan de una mayor aceptación cuando los representantes de los ganaderos colaboran con los servicios oficiales para explicar el fundamento de tales decisiones. Tampoco se debe olvidar la importancia del papel desempeñado por los veterinarios privados que prestan asistencia a los Servicios Veterinarios oficiales.

¿Es posible concebir programas de lucha contra las enfermedades sin una cooperación con el sector farmacéutico privado? Una vez más, la respuesta es no. La disponibilidad de reactivos de diagnóstico o la producción suficiente de vacunas son el resultado de un interés común en adaptar la producción a las necesidades.

Inversamente, ¿pueden los profesionales abrir mercados sin el apoyo de los Servicios Veterinarios oficiales que se encargan de negociar los certificados zoosanitarios con las autoridades de los países importadores, en particular para reabrir las fronteras tras los brotes de enfermedades? Evidentemente no.

Los ejemplos abundan, y en este número de Panorama se proporcionan algunos. Dichos ejemplos son la prueba concreta de que no se puede concebir un sector público eficaz sin relaciones estructuradas con el sector privado, mientras que el sector profesional privado no puede desarrollarse sin un sector público sólido.

Por tanto, sean cuales sean las dificultades, es necesario trabajar para que las asociaciones público-privadas sean fructíferas. La OIE está comprometida con esta labor.

¡Que disfruten de la lectura!

Monique Éloit
Directora General
Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)

http://dx.doi.org/10.20506/bull.2019.3.3037

Información relacionada al artículo

  • Importancia del control mundial de la peste porcina africana

    La iniciativa mundial para el control de la peste porcina africana proporcionará un marco estratégico…